Páginas vistas en total

jueves, 7 de junio de 2012

Consumismo

HAY QUE CONSUMIR


En la sociedad de consumo en que estamos inmersos,  cuando se quiere vender algo lo primero que hacen es crear la necesidad del bien de consumo que va a salir al mercado de forma que cuando nos lo ofrecen ya creemos que no podemos pasar sin él.

Recuerdo cuando empezó la publicidad de cierta marca de Tónica. En televisión veíamos un anuncio (entonces aún no se llamaba spot publicitario) en el que se hacían preguntas del estilo de "Qué es?" "donde está?" o algo similar para al final decir la marca del producto que era en definitiva lo que se pretendía que llegara al futuro consumidor. Así estuvieron durante una temporada de aquella televisión en blanco y negro, con dos canales y sin mando a distancia hasta que un buen día nos revelaron que lo que se anunciaba era una bebida llamada Tónica (entonces no habíamos oído jamás hablar de semejante bebida)  y que naturalmente era de la marca con la que nos tenían intrigados. Más tarde supimos que dicha bebida (la Tónica) contenía quinina y obligaron a la marca a advertir del hecho escribiéndolo en el envase.

No sé si saben que el descubrimiento de la quinina  en la Tónica se debió a un farmacéutico que observó que la bebida o sus mezclas (gin-tónic)  presentaban fluorescencia azul a la luz ultravioleta (en las discotecas había luces de ese tipo a veces) y debido a que la quinina se identifica por dicho fenómeno dedujo su presencia.

La quinina es un alcaloide que se obtiene de la corteza de un árbol llamado Cinchona en honor de la Condesa de Chinchón que fue la descubridora y que se usa para tratar la Malaria. Como todos los medicamentos tiene toxicidad según la dosis y naturalmente efectos secundarios indeseados por lo que es obligatorio consignar en el etiquetado su presencia.

Cinchona officinalis - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-180.jpg
Cinchona



Todo esto es lo que llaman crear expectativa anunciando algo que acaba por intrigarnos porque no está claro lo que es y despertando nuestra curiosidad.

Otra técnica consiste en sacar al mercado un producto del cual ya existe otro modelo más moderno pero que no se saca hasta que los usuarios han adquirido el primero y se les convence de que o se compran el nuevo modelo o se van a quedar muy desfasados.




LabMachines.jpg
Analizador COBAS
Desde que calcularon que una fábrica de un determinado producto ganaba más si se estropeaba éste obligando a sustituirlo que ofreciendo un producto de mayor calidad  y que durara, se "inventó" la  Obsolescencia Programada. Cualquier producto se consideraba obsoleto pasados unos años, eso si fallaba el estar fabricado para romperse antes.


En mi trabajo como Analista Clínico he sufrido en mis propias carnes este ardid de los fabricantes. Si adquirías un Analizador de bioquímica por poner un ejemplo, además de un precio bastante elevado ( más caro que un coche utilitario) te daban una garantía de un año durante el cual te reparaban las averías sin costo; pero ¡Ay amigo! a partir del año las averías corrían a tu cuenta, además del desplazamiento del técnico de mantenimiento y las piezas de recambio..Entonces te ofrecían la alternativa del Contrato de Mantenimiento que al menos (por una cantidad fija) te cubría esos gastos. Con todo esto se te juntaban los gastos de consumibles (reactivos y cubetas...) el Contrato de Mantenimiento y pagar el préstamo que habías pedido para pagar el analizador. Al final y con suerte, si todo iba bien , acababas de pagar el préstamo...pero...entonces te decían oiga, este producto es obsoleto con lo que no podemos garantizarle que existan piezas de recambio  para reparar las averías con lo que debería pensar en comprar otro...y vuelta a empezar.

Todo esto debe ser legal, pero ...Es moral?


1 comentario:

  1. Pedro, te felicito, es un post estupendo y muy útil, además que invita a la reflexión.

    En mi opinión, estoy de acuerdo con lo que dices, esto es cosa del Maligno que está interesado en tenernos ocupados, estresados y entretenidos en pagar deudas.

    Cuando nos damos cuenta hemos perdido toda nuestra vida. Un primer paso es desapegarnos de esta esclavitud de consumir. Haré una reflexión en base a esto.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar