Páginas vistas en total

lunes, 23 de julio de 2012

Amor


Ama y haz lo que quieras



Para amar hay que sufrir
y si sufrir tu no quieres
no ames si lo prefieres
pero entonces, te pregunto
¿para qué quieres vivir?


Son solo cinco versos pero  que tienen  mucha enjundia.

La vida es demasiado corta, de eso nos vamos dando cuenta a medida que cumplimos años. Cuando como en mi caso llegamos a la jubilación, además de un deseo irrefrenable de contemplar obras de construcción :), surge en nosotros una tendencia a mirar hacia atrás y al hacerlo nos acordamos de personas y acontecimientos, pero, en definitiva,  lo que nos hace felices y nos llena de paz es el haber amado, el haber aprovechado el tiempo dedicándonos a los demás y olvidándonos de "nuestras cosas". Comprobamos entonces que cuando amábamos sufríamos, pero como se suele decir, lo hicimos con gusto. A fin de cuentas ya sabéis : "En el atardecer de la vida, te examinarán del Amor"

Es el momento en que piensas, gracias Señor porque me ayudaste a evitar aquello o gracias Señor porque cuando me porté tan mal como Tu y yo sabemos, no me abandonaste sino que me diste aquella nueva oportunidad o eso me sirvió para levantarme un poco menos soberbio.

No hay que inquietarse demasiado por el pasado pues no podemos cambiarlo ni por el futuro que no sabemos si llegará. Lo único importante por tanto es vivir el presente con intensidad y amando con todas nuestras fuerzas (con ganas o sin ellas).

Por cierto, todos los versos que escribo aquí son míos (lo digo por la SGAE)

QDOB

1 comentario:

  1. Me alegra saber que vas saboreando el tiempo de jubilación. Que también es el tiempo de dar lo mejor de uno mismo. Es la hora de aportar el bagaje adquirido y de dornarse, si cabe, mucho más que antes. Por esas cosas de disponer de tiempo libre.

    Saludos. Paz y bien

    ResponderEliminar