Páginas vistas en total

jueves, 23 de agosto de 2012

Drogas blanditas



¿Soy adicto?



Entre las "drogas blandas" además de las natillas con galletas que le compro a mi nieto, podemos incluir el dedicarse a escribir un blog.

Al principio te cuesta porque no sabes por donde empezar, empiezas escribiendo lo primero que se te ocurre y haces un esfuerzo por no borrarlo...sigues y sigues hasta que en un momento determinado, piensas que no debes enrrollarte demasiado no sea que nadie lea hasta el final; es el momento de cortar por lo sano...pero ¿cómo hacerlo? pues nada, a la francesa, adiós y hasta otra. Luego te das cuenta de que se puede poner alguna foto y piensas...si "tomo prestada" alguna foto de la red igual me vienen los "hombres de negro" y acabas por poner una foto de ese día que fuiste a comer  al campo con la familia y que, sin saber muy bien por qué, acabaste enfocando un árbol y solo salía eso en la foto, vamos que no estaba la familia "con la sonrisa puesta"

Llega el segundo día y todo decidido piensas "¿ y ahora qué pongo?" Lo primero que se te ocurre es buscar una foto apañada y agregarle un texto que esté más o menos acorde con la foto; te miras todos los álbumes que tienes en el ordenador en diversas carpetas y si no encuentras ninguna que te valga  lo que compruebas es lo joven que estabas en aquel viaje o lo mucho que has engordado desde que dejaste de fumar... en fin que escribir no escribes, pero aburrirte tampoco.

Pero llega el día en que sin despeinarte entras en el blog, te vas directamente a nueva entrada y a escribir lo primero que se te ocurre.

Cuando termino, tengo la buena costumbre de leer lo que escribí y así me doy cuenta de alguna que otra cosa que hay que corregir y a guardar que algo es algo y menos es nada.

Lo de la foto lo acabo dejando para el final y ha habido veces que la que puse hasta armonizaba con lo escrito con lo que me quedaba muy satisfecho.

Como apunté al inicio el escribir se convierte en adictivo y no satisfecho con lo que escribes en tu blog te dedicas a visitar otros , dejas comentarios, discutes con los que entran en debates y al final...eres un adicto :(

Intentas entonces justificar tu adicción pensando que lo que escribes interesa a alguien y pones un contador para ver las entradas...uy, creo que interesa poco esto... pones una encuesta a ver si alguien vota y empate, todas las opciones sin voto, solo te quedan los amiguísimos que apiadados de tu soledad entran de vez en cuando pero sin comentar nada. Pero la red tiene recursos y descubres que si lo recomiendas en facebook si que alguno entra despistadillo a ver de qué vas( no repiten :( ).

Al final de todo no sabes si cortarte las venas o dejartelas largas... un lío

Mañana más


QDOB



No hay comentarios:

Publicar un comentario