Páginas vistas en total

sábado, 18 de agosto de 2012

Diálogo de sordos


Hay que proteger nuestra Fe




Siempre me sorprenderá el fenómeno que se produce en los Blogs que se autoproclaman católicos. Como si fuesen miel, atraen a las moscas, en este caso a diversas especies de "filósofos" entre los que se pueden contar ateos, masones, librepensadores variados y así hasta un largo etcétera que incluye a algunos que "creen en Dios" pero no en la Iglesia o que creen en la Iglesia pero no están de acuerdo con no se qué...

En esas circunstancias hay veces que no sabes a qué atenerte ya que hay "trolls", hay quienes te ofrecen "su ayuda" para "liberarte" de tus "alienantes creencias" y hay quienes sistemáticamente se dedican a "demostrar lo absurdo y equivocado de tener Fe". En general , lo que hacen es dar la vara y desviar la atención de lo que se debate, que suele ser el tema del artículo que se ha publicado.

Lo que más me asombra es el aplomo y la desvergüenza con que declaran su ateísmo queriendo dar la imagen de tener una seguridad grande  en su "Dogma de la inesistencia del Creador". Hay algunos que hasta pretenden que les agradezcas el favor que te hacen al introducir "aire fresco" en nuestro "oscurantismo".

En fin que, después de lo antedicho os imaginareis la poca paciencia que tengo ante estas actitudes.

De todo lo anterior se puede sacar una enseñanza y es la admirable perseverancia que los enemigos de la Iglesia tienen para tratar de apartarnos de la Fe. Si nosotros tuviéramos un poquito solo de esa perseverancia y celo por difundir doctrina y por rezar por todos, nos irían las cosas bastante mejor ya que ellos solo cuentan con sus "razonadas sinrazones" como decía San Josemaría y nosotros contamos con la Gracia de Dios y con el espíritu Santo que sopla donde quiere.

Ya nos dijo Jesús que los hijos de este siglo son más avisados ante sus congéneres que los hijos de la luz cuando San Lucas nos relata la parábola del administrador infiel.

Si Dios está con nosotros, ¿quién contra nosotros?

¿No será que a veces llegamos a creer que nuestros razonamientos van a convencer a alguien y olvidamos que solo somos instrumentos en manos de Nuestro Padre Dios?

La Fe es un tesoro que Dios nos ha dado pero que llevamos in vasis fictilibus  (II Cor IV, 7), en cacharros de barro, es por eso que siempre he sostenido que se debe evitar todo aquello que la ponga en peligro, sean lecturas, amistades o conversaciones en las que lo menos que conseguiremos es perder el tiempo. De ahí que no esté de acuerdo en absoluto con quienes defienden que se deben leer libros que atacan a la Fe "para saber lo que dicen los enemigos de la Fe" pues para ello ya hay personas , con gracia de estado y formación teológico-doctrinal suficiente para rebatirlos.

Hoy tocó diatriba :(


QDOB







2 comentarios:

  1. Pues mira, comparto todo lo que dices y lo suscribo. A mí lo que me suele pasar ya lo has dicho tú también; que muchas veces me empeño en ir por la vida dando "cristazos" a diestro y siniestro con la esperanza de convertir al personal...Y claro está, como se me olvida que es Dios el que actúa por mi y que por mis méritos no sale nada, no veas los malos ratos que me llevo (y la falta que me hacen)
    Bss desde Málaga (por unos días)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Mebahel, me animas a seguir escribiendo

    ResponderEliminar