Páginas vistas en total

lunes, 1 de octubre de 2012

Hola de nuevo





He vuelto (Mac Arthur 1944)



En el último post escribía : "ya estamos en septiembre, cómo pasa el tiempo.." y resulta que ya estamos en octubre...qué vergüenza llevo casi un mes sin "quitarle el capuchón a la pluma".

Pereza?... la verdad es que no sabría decirlo y es que de higos a brevas me dan unas poquísimas ganas de escribir y no hay forma, es que ni lo intento; debe tratarse del síndrome del tintero vacío o del no menos frecuente de la berza mayúscula.

Hoy la Iglesia celebra la fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús, una gran santa. Es doctora de la Iglesia y patrona de las Misiones. Su libro " Historia de un alma " es una joya que os recomiendo leer. En realidad quiso tomar, al profesar, el nombre de Teresa de Jesús, pero para no llamarse como la Santa de Avila tomó el nombre de Teresa de la Santa Faz y del Niño Jesús.

Durante estos días, al no escribir, he estado leyendo blogs ajenos y he podido comprobar que los temas más actuales ya "me los han pisado" y no quiero repetirlos así que no sé qué escribir :(

Recuerdo que allá por los años sesenta fuimos a Paris los de mi curso de Farmacia en el viaje del "paso del Ecuador" o sea en tercero de carrera. Por aquellas fechas se emitía en televisión una serie de terror que se llamaba Belfegor,el fantasma del Louvre; como es natural y al ser la primera vez que visitábamos París todos acabamos subiendo a la torre Eiffel y visitando el museo del Louvre .En el grupo que formábamos unos cuantos amiguetes decidimos ir al Museo y al preguntar en información por la tumba de Belfegor nos informaron que no existía tal tumba pero que varios grupos de españoles habían preguntado por ella.

 En cierta ocasión, en Roma, visitamos las catacumbas de San Calixto, íbamos un poco distraidos cuando en un momento el guía anunció: aquí a la izquierda hay una sala en donde se encuentra el único esqueleto de las catacumbas...entramos todos. Después, el guía, comentó que los españoles éramos un poco morbosos; a lo mejor tenía razón. En esas catacumbas hay una estatua de Santa Cecilia que murió mártir degollada y estuvo su cuerpo en ese lugar. Me hizo ilusión pues Santa Cecilia (patrona de la música) era una gran santa pero más ilusión me hizo cuando leí  la vida de Santa Teresita que describe el momento en que estuvo precisamente en ese lugar con motivo de su viaje a Roma para pedir al Papa permiso para entrar en el Carmelo a pesar de ser muy jovencita.

Debo de estar perdiendo memoria pues a veces cuento cosas que me parece que ya las he contado antes. En realidad lo más grave es cuando cuento algo dos (o más veces) y no me doy cuenta :(





Ayer estuve viendo un reportaje sobre el universo, el big bang y esas cosas. El universo según Hawkings creo que se llamaba. Me llamó la atención que este señor decía que en el universo no había nada perfecto, pero al hablar del planeta Tierra afirmaba que era perfecto.

Me gustan los documentales sobre el universo, lo que ya no me gusta es que "científicos" muy eruditos y muy descreídos te expliquen que: "esto pasó de alguna manera y..." o " y  por casualidad resultó que..." y todo para no decir que Dios creó el universo y todo lo que existe ex nihilo (de la nada).

Vamos que "de alguna manera" y "por casualidad" la Tierra es un planeta sólido, que está a la justa distancia del Sol para que el agua esté en estado líquido y por tanto pueda haber vida, que tiene una atmósfera con un 21 % de oxígeno, que ese oxígeno lo producen las plantas verdes, que tiene una capa de ozono producida por las tormentas y que nos defiende de los rayos ultravioleta que nos matarían, que tiene una Luna que estabiliza el giro de la Tierra y así los polos(helados) están quietos en su sitio, que tiene un campo magnético que desvía el viento solar letal...y  ¡Qué narices...que es preciosa!.

Pero lo más grande de la Tierra es que Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros. En la Tierra.


QDOB








1 comentario:

  1. ¡Bravo!, eso es lo que tienes que contar, lo que te sale de dentro, lo que te mueve a compartir, tus inquietudes y tu vida desde donde las sientes e intentando que salga lo más profundo que hay dentro de ti. Desde el amor de vivir dando gracias a Dios por tanta maravilla y amor.

    Y hacerlo cuando lo sientas y tengas ganas y deseos de transmitirlo. Sin preocuparte de más. Escribir a la fuerza termina por cansarte.

    ¡Ah!, sí, soy un apasionado culé, desde los tiempos de Kubala, Basora, Rammalles... Pero razonablemente moderado sin llegar a la sin razón y el fanatismo.

    Simplemente es una válvula de escape. Mañana me perderé el partido con el Benfica, por lo menos la primera parte, pues tengo una cita muy importante, la más importante del mundo. Si Dios quiere estaré confesándome.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar